Madridista seré hasta la muerte

Thursday, October 26, 2006

Reflexiones de la octava jornada

Mi once ideal
César: Una prodigiosa actuación del cacereño posibilitó que el Zaragoza se llevara los tres puntos del Calderón.
Cortés: El lateral azulón comienza a exhibir en el Coliseum el nivel mostrado en su etapa en el Mallorca.
Helguera: De descartado a destacado. El cántabro culminó una buena actuación con el segundo gol blanco.
Alexis: El central tinerfeño -que salvó un gol de cabeza en la raya- es la piedra angular de la defensa granota.
Arruabarrena: El gol del 'Vasco', que supuso los tres puntos, da un respiro al conjunto de Manuel Pellegrini.
Poulsen: El danés no se conforma con robar, sino que además tiene llegada, la toca bien y encima mete goles.
J. Navas: Dos nuevas asistencias de gol -a Poulsen y a Kepa que se fue al larguero- le reivindican en este once.
Adriano: El brasileño -que ya es internacional con Dunga- rubricó su buen momento de forma con un gol.
Dinho: Tras su actuación en el Bernabéu, Ronaldinho volvió a tapar muchas bocas con su doblete ante el Recre.
Robinho: El '10' pone el sello de distinción y las gotas de clase a un equipo que exhibe un juego austero y ramplón.
Munitis: Prefirió ser 'cabeza de ratón que cola de león', de momento el tiempo le está dando la razón a Pedro.


El técnico: Bernd Schuster
El entrenador alemán le ganó la partida en la pizarra a Joaquín Caparrós. Además, Shuster y el 'Geta' han conseguido hacer del Coliseum todo un fortín inexpugnable -el Depor, al igual que el Madrid ni tan siquiera tiró entre los tres palos-. Por si fuera poco, los azulones han paliado las bajas de Riki, Gavilán y Pernía desplegando un fútbol a la altura de pocos conjuntos de Primera.

Balón de Oro: Robinho
Desparpajo, clase, regate, gol... El brasileño exhibió en Tarragona buena parte del repertorio futbolístico que, no hace tanto tiempo, le coronó en su Brasil natal, como el mejor futbolista sudamericano. Además, la exigencia y la implicación mostrada por Robinho desde que volviera al once inicial han ayudado a que Capello claudicara definitivamente ante el fantasista blanco.

Bota de oro: Robinho
No nos vamos a engañar, y la escasez de goles (18) ha hecho que hubiera poco material entre el que elegir. Sin embargo, el tercer gol blanco ante el Nástic, precedido por una larga jugada de equipo -43 toques de balón, repartidos entre 8 futbolistas distintos- hacen a este tanto digno de tal galardón. Por mi parte, poco que objetar a la volea cruzada con la que Robinho finaliza la jugada.

Dulces: Makukula y Zigic
Pese a su altura, ambos futbolistas parecen empeñados en demostrar que esta no constituye ningún hándicap, sino que más bien es toda una virtud. El primero, se hartó de poner en jaque a la defensa blanca, bien por arriba, bien jugando de espaldas o por velocidad. Mientras que Zigic por su juego, en tan sólo un mes, se ha convertido en toda una institución para el racinguismo.

Calabazas: Atlético de Madrid
El conjunto colchonero -fiel a la tradición- parece empeñado en llegar la contraria y en agrandar la leyenda del 'Pupas' que le acompaña. Lo cierto es que tras un comienzo prometedor, los pupilos de Javier Aguirre -víctima de las lesiones y el mal juego- han comenzado a hacer de las suyas y ya encadenan tres derrotas de manera consecutiva en tan sólo una semana.

Si yo fuera Luis llevaría a... Jesús Navas
Es más, me sumo a la propuesta de Tomás Guash y El Orsay, si es necesario que la selección vaya a jugar a Los Palacios para que el sevillista juegue, pues se va. Fuera de bromas, lo que es innegable es que su velocidad y habilidad son dos bienes escasos en nuestro fútbol y de los que Luis no debería prescindir en futuras convocatorias. Cuatro asistencias en dos encuentros le delatan.

Pim, pam, pum... Roberto Carlos y Jankovic
Dos libres indirectos sirvieron para que el serbio y el brasileño se estrenaran en esta faceta en la presente edición de nuestra Liga. Sin embargo, tanto uno como otro contaron con una pizca de suerte. Roberto Carlos con la de Makukula, que más que tapar ayudó a que el balón acabara entrando; y Jankovic, con la de Contreras, al que el balón se le escapó por debajo del cuerpo.

A la silla eléctrica... Lopera e Irureta
Tras ocho jornadas, en las que el Betis ha protagonizado el peor arranque de su historia, el beticismo ha terminado por explotar. Puestos a buscar culpables, la grada la tomó con Don Manuel, al que pidió que se fuera para siempre y de una vez, aunque mucho me temo, que si las cosas no cambian, como siempre, será el técnico vasco el que tiene las horas contadas en el reino de Heliópolis.

A la cárcel... Estadio Ciutat de Valencia
Valga que el Madrid tuviera que visitar Écija y jugar sobre un césped embarrado en una eliminatoria copera ante un conjunto de Segunda División B. Pero lo que es inconcebible es que un equipo de Primera -tal y como es y como imagino que aspira a ser el Levante-, tenga un césped donde mantenerse en pie es casi un espectáculo digno de un funambulista de circo.

La mayor pifia... Celta (en homenaje al mítico Abreu)
La verdad es que los futbolistas del Celta, en especial Baiano, Contreras y Nuñez dieron toda una lección de corporativismo en su encuentro ante el Sevilla. Mientras que Baiano erraba un penalti -horriblemente lanzado-, Contreras fallaba el rechace del mismo a puerta vacía. Por su parte Nuñez regaló un balón a Adriano que se convirtió en el segundo tanto sevillista.

Lo que el ojo no ve... González Vázquez
Aunque en esta ocasión debería llamarse "Lo que el árbitro sí ve", puesto que el trencilla gallego fue el único que divisó el penalti que posteriormente señaló al recreativista Mario sobre Gudjhonssen. No deja de ser cierto, que las ayudas arbitrales al Barcelona -ante el Sevilla, ante el Celta, ante el Recre, ante el Athletic...- parecen estar esta temporada al orden del día.

Tuesday, October 24, 2006

Reflexiones de la jornada

Mi once ideal

Abbondanzieri: El portero del 'Geta' salvó a su equipo parando un penalty en el último segundo del encuentro. Ramos: Además de secar a Ronaldino, el sevillano asistió a Raúl en el primer gol blanco.
G. Milito: El auténtico 'mariscal' del Zaragoza, corta y saca el balón jugado como pocos en la Liga.
Cannavaro: El italiano cuajó su mejor actuación desde que aterrizara en España ante Dinho y compañía. Paredes: El 'jabalí' se ha convertido en un más que digno sucesor de Mariano Pernía en el lateral azulón. Guti: El canterano canalizó el juego blanco e inició los contragolpes que originaron los dos goles de los blancos. Jesús Navas: El niño prodigio sevillista, con sus dos asistencias, es, sin duda, el mejor socio de Kanouté. Aimar: El 'caí' parece dispuesto a aprovechar la última oportunidad de fútbol que le brinda el viejo continente. Robinho: Su descaro, entrega y atrevimiento ha hecho rectificar hasta al mismísimo Fabio Capello.
Kanouté: Ha sorprendido a propios y extraños, realizando el mejor arranque goleador de su carrera. Diego Milito: Vino a la Liga como el hermano de Gaby, y ya es pichichi, junto con Kanouté, con siete tantos.


El técnico: Joaquín Caparrós
Pese a que pocos apostaban por el proyecto deportivista, a día de hoy, el utrerano ha hecho de los gallegos -quintos en la tabla con catorce puntos- el equipo revelación del primer tramo de la temporada. El tiempo dará y quitará razones, pero Caparrós se ha acostumbrado a 'hacer de la necesidad una virtud' y gente como Riki o Arizmendi le está dando la razón.

Balón de Oro: Paulo César Aimar (Mejor jugador de la jornada)
Tras su paso por Valencia, muchos fueron los que perdieron para siempre la fe en el 'payaso'. Sin embargo, Víctor Fernández, todo un romántico del fútbol, no dudó en rescatarlo para la causa y le dió el timón del Real Zaragoza. Su antológica jugada, que culminó en gol Diego Milito, se merece un digno lugar en la hemeroteca de la Liga 2006-2007.

Bota de Oro: Robert de Pinho (Mejor gol de la jornada)
Quizá sea uno de los capítulos más difíciles de elegir, más en jornadas como ésta, donde ha habido pocos goles, pero algunos muy buenos. Sin embargo, he elegido el de Robert, porque tras robar el balón a Diogo, fintar y realizar un quiebro excepcional a Sergio, aún tiene tiempo suficiente como para encarar a César y ponérsela donde era imposible que llegara el cacereño.

Dulces: Raúl Tamudo, Messi y Munitis
Premio compartido y merecido por tres de los futbolistas que se han caído, pero que a buen seguro comparecerán en breve en mi once inicial de la jornada. En especial, me alegro por el delantero catalán, cuya presencia en el once del Espanyol había sido más que discutida últimamente. Por su parte, Messi hizo gala en el Bernabéu de su talla de 'crack' mundial.

Calabazas: Frank Rijkaard
Me duele especialmente que el técnico holandés del Barça sea quién estrene esta sección, pero la excelente gestión que Rijkaard ha venido realizando en los últimos años, se le ha caído encima en los últimos encuentros. En fútbol, es famoso el dicho "los experimentos, con gaseosa", por ello, le recomiendo que mantenga ese bloque que tan buenos resultados le ha dado.

Si yo fuera Luis llevaría a... Raúl
Resulta curioso ver cómo en los tres años de 'travesía por el desierto' que ha pasado el capitán madridista, siempre ha comparecido en las listas de Luis Aragonés de manera continuada. Sin embargo, ahora que Raúl vuelve a demostrar un nivel similar al que le hizo tan famoso, el 'Sabio' prescinde de él. Casualmente, España no va sobrada precisamente de gol.

Pim, pam, pum... Jonathan (Villarreal)
Desde aquí quiero dar 'bola' a uno de los jóvenes más prometedores de nuestra Liga. Lo cierto es que el joven Jonathan tan sólo necesitó 36 segundos para debutar en Liga, realizar una soberbia pared con Marcos -otra joven perla amarilla- y batir de forma magistral a todo un veterano como es Francisco José Molina.

En la silla eléctrica... Bakero
Pese al punto obtenido en Mallorca -gracias a la triple ayuda de los postes-, la Real se hunde en la zona baja de la tabla, con tan sólo 2 puntos sobre 21 posibles. El señor Fuentes debería empezar a tomar decisiones y en este sentido, el señor José Mari Bakero -director deportivo y entrenador ala vez- tiene todas las papeletas para abandonar el banquillo de Anoeta.

A la cárcel... Gerardo y Xerez-Málaga
El jugador donostiarra recibió una más que merecida expulsión por una terrible entrada sobre el griego Bassinas. Además, quiero condenar el bochornoso espectáculo que Xerez y Málaga ofrecieron sobre el césped de Chapín, que se saldó con la expulsión de dos jugadores por parte de cada equipo. Malas formas de afrontar una sana rivalidad.

Monday, October 23, 2006

La Metamorfosis

La verdad es que se me hace francamente difícil, por no decir casi imposible, buscarle algún tipo de explicación al extraordinario cambio experimentado por los discípulos de Fabio Capello en tan sólo siete días. No os puedo, ni quiero engañar, y es que pese a que siempre he querido creer en este equipo, no fui yo precisamente un convencido de la resurrección de este equipo tras lo visto en Bucarest. De hecho, lo creáis o no este artículo lleva redactado desde el pasado jueves. Sin embargo, la inminente visita del Barça al Bernabéu me hizo recular y he esperado hasta el día de hoy para no tener que retrotraerme de mis propias palabras tan sólo 72 horas después.

Actitud y compromiso=E-Q-U-I-P-O. Siento ponerme pesado, pero al menos me consuela saber que es algo que vengo pregonando desde hace tiempo. Sin embargo, no puedo dejar de incidir en ello una vez más, en alarmante la falta de actitud y la escasa predisposición para el trabajo que presenta el equipo en partidos como el de Getafe. Lo cierto es que, por suerte o por desgracia, en el fútbol actual un equipo que no corre, no lucha y no pelea, no puede aspirar a otra cosa que no sea hacer el ridículo. En este sentido, la actitud se ha convertido en un componente fundamental del fútbol moderno. De hecho, Capello cerró la charla del pasado domingo con un mensaje que debe ser tomado como un serio aviso a navegantes: "Que quede claro que aquí nadie tiene el puesto asegurado. ¿Me oís? Cuando digo nadie es nadie".

Calidad. Mientras que son muchos los futbolistas que no tienen -o que no han demostrado- la calidad suficiente que debieran atesorar para jugar en el Real Madrid; son pocos los jugadores que añaden un componente diferencial al juego -lo que vulgarmente se denomina salto de calidad- en el once inicial del conjunto que preside Ramón Calderón. De esto, creo que es de lo único que se le puede echar la culpa a Fabio Capello, puesto que aunque no son muchos pienso que el Real Madrid si tiene suficientes jugadores de calidad en el plantel: Robinho, Cicinho, Rayes, Guti... Sin embargo, el técnico italiano siempre parece apostar por, a priori, la menos vistosa o atractiva de las opciones disponibles.Todo ello es fruto de la confección de una plantilla, que al margen de carecer de calidad, sostiene una falta de equilibrio enorme, donde Guti es el único jugador capaz de enlazar medio campo y delantera y Reyes y Robinho son los únicos con desborde suficiente como para llegar con el balón conducido hasta la cocina del equipo rival.

Robinho. La verdad es que soy de los que siempre ha pensado que su entrada en el once -al igual que ocurrió con Guti- era más que nada cuestión de tiempo, aunque gracias a Dios he de reconocer que el brasileño no ha necesitado tanto tiempo como el que yo auguraba. La verdad, es que tras lo de Getafe y la baja de Reyes, creo que es la mejor noticia que se le podía dar a un equipo que necesita un halo de frescura y de juventud como el comer. Sin embargo, quiero dejar claroque el '10' aún no ha hecho méritos suficientes como para convertirse en titular indiscutible, puesto que aún no ha devuelto al club ni la milésima parte de lo que en su día Florentino Pérez desembolsó por él. No obstante, su desborde, sus 'pedaladas', su gambeta... se agradece, más aún en un equipo tan austero y poco vistoso como éste.

Helguera. Vaya por delante, que no soy partidario de que Iván Helguera haya vuelto a jugar en el Real Madrid. ¿Motivos? Porque no creo que un tipo que se 'borró' -tal y como posteriormente acreditaron las pertinentes pruebas médicas- con 3-1 en el marcador del doloroso 6-1 que nos inflingió el Real Zaragoza en la pasada edición de la Copa del Rey. Por ello no volvió a jugar con López Caro en el banquillo -la única decisión valiente que tomó el técnico lebrijano- y por ello no debería volver a haber vestido la casaca blanca. No en vano, al 'César lo que es del César' y he de reconocer que el futbolista cántabro le da mucha más salida de balón al Madrid de lo que lo hacía la dupla Cannavaro-Ramos. En su contra juega su paupérrimo estado de forma, que el cántabro suple con su veteranía y tesón. Además, el hecho de que Sergio Ramos -donde me gusta menos que de central- ocupe el lateral derecho desahoga mucho más el juego de lo que lo hace Mejía, puesto que el sevillano tiene mucho más recorrido, llegada y fútbol que el futbolista madrileño.

Raúl. No sé cuánto le durará, ni si es cierto que ha resucitado realmente o tan sólo es el último alarido del que no hace tanto tiempo era estandarte del madridismo. Lo cierto es que tras la no llamada de Luis Aragonés, el '7' se ha encorajinado y ha sacado todo el valor, la garra y el fútbol que lleva dentro. Además, Raúl ha recuperado lo que siempre le ha distinguido sobre el campo y es ese idilio con el gol, ese oportunismo que hacía de su sola presencia la más temida por los rivales. Es por ello, que por el momento entierro el hacha de guerra con nuestro capitán y me desdigo de las palabras que le dediqué le pasado mes de julio en un post titulado ¿Y Raúl qué?. Sin embargo, también os digo que espero que Raúl siga empeñado en llevarme la contraria y no tenga que volver a atacarle nuevemente.

Movilidad. Fue un pequeño detalle, no sé si os habréis cerciorado de ello, pero a mi juicio particular, me parece todo un acontecimiento. Y es que los futbolistas del Real Madrid, especialmente en el choque ante el Steaua y la segunda parte ante el Barça, se mueven. El centro del campo blanco, incluídos los ya famosos Emerson y Diarra, no sólo robaron y tocaron, sino que repartieron juego, se movieron y se volvieron a ofrecer una y otra vez hasta desquiciar al centro del campo adversario. En definitiva, el ya famoso tiki-taka que en los últimos tiempos se ha hecho famoso y que ha terminado por deleitar a propios y extraños. La mejor noticia para todos es que el Real Madrid de Capello ganó al Barça de Rijkaard jugando mejor al fútbol, al menos, en los segundos cuarenta y cinco minutos.

P.D.: Para concluir, quiero reiterar que ni el Real Madrid es tan bueno tras estos dos encuentros, ni el Barça es tan malo, más bien todo lo contrario. Sin embargo, quiero incidir en que todos los madridistas, especialmente en días como este debemos incidir en que tras esta victoria se ha culminado el fin de un ciclo. Y es que el fútbol, en muchas ocasiones no es más que "una sucesión de estados de ánimo" , y en esto, a día de hoy, el Madrid ha asestado un golpe mortal a su eterno rival, que obliga a sus aficionados a creer más que nunca. Desde aquí, humildemente, es lo único que os pido, que cada uno aporte su granito de arena. ¡Hala Madrid!

Thursday, October 05, 2006

El Madrid no juega limpio con Beckham

Vaya por delante que el inglés no es santo de mi devoción, pero lo que trato de denunciar en este post -simpatías o gustos al margen- es el injusto trato que Beckham ha venido recibiendo por parte de la junta directiva madridista en los últimos tiempos en cada ocasión que el tema de su renovación sale a la palestra.

No en vano, la cúpula directiva, encabezada por Ramón Calderón, volvió ayer a rozar el más esperpéntico de los ridículos cuando nuestro 'insigne' presidente anunció a 'bombo y platillo' en la 'BBC Radio Five Live' la supuesta intención que merodea al ex capitán de los pross de retirarse al término de 2008. "Por lo que yo sé, él ha decidido que se retirará dentro de dos años", sentenció Calderón, que, por contra, instantes después se desdijo y se apresuró a afirmar que "le necesitamos. Está jugando muy bien. El entrenador confía en él. Y esperamos que en los próximos quince o veinte días se firme el nuevo contrato".

Sin embargo, minutos más tarde fue el representante del futbolista británico, Terry Byrne, el que dejó a Ramón Calderón con las 'vergüenzas al aire' al señalar que "hablar de la retirada de Beckham es una sorpresa total para nosotros. Nunca hasta ahora habíamos hablado de ello. A David lo único que le interesa ahora es jugar con el Real Madrid y ganar títulos". No obstante, dentro de este asunto de dimes y diretes, de idas y venidas queda una tercera parte en juego, el propio futbolista, que aún parece no haber decidido qué hacer con su futuro a corto plazo.

Pero, ¿cuál es la verdad de todo esto?

Aunque es difícil de señalar, deportivamente, Beckham no interesa, al menos como suplente, así lo entienden tanto Fabio Capello como el director deportivo, Pedja Mijatovic. No deja de resultar curioso que durante los tres años que lleva en España -cuando el Real Madrid carecía de rematador- Beckham fuera titular por decreto, y ahora, con la llegada de Van Nistelrooy parezca condenado al ostracismo (aunque todo apunta a que volverá ante el 'Geta') tanto en el Madrid como en la selección inglesa.

Sin embargo, resulta evidente que el equipo de 'obreros y currantes' diseñado por Fabio Capello ha mermado una de las cualidades más sobresalientes de las que poseía el inglés, que no era otra que su brega y su lucha incansable sobre el césped. Además, la llegada de José Antonio Reyes también ha servido para hacer más evidente las deficencias de Beckham, que no son otras que su limitada velocidad y su nulo desborde.

Por su parte, el jugador dadas las continuas 'largas' que ha recibido repetidamente por parte del club cada vez que se sientan a negociar su renovación, se siente utilizado y anda con 'la mosca detrás de la oreja', puesto que considera que desde el Real Madrid sólo se considera su valía desde el punto de vista estratégico del marketing y continúan viendo en él a la 'gallina de los huevos de oro'.

No obstante, tras todo lo sucedido en las últimas semanas, la situación ha dado un giro de 360º y es ahora el jugador inglés el que tiene la 'sartén por el mango' y amenaza a los dirigentes blancos, no sólo con no renovar, sino con poner rumbo a EE. UU. De hecho, los agentes del jugador ven en la MLS y en el 'soccer' un mercado por explotar donde el rubio centrocampista tiene un amplio mercado por explotar y donde podría permitirse un retiro dorado.

Monday, October 02, 2006

¿Dónde quedó el equilibrio?


Pasada la quinta jornada liguera -a dos jornadas para que se cumpla la famosa 'Tregua de los 50 días' propuesta por Fabio Capello-, creo que ya ha llegado el momento para el análisis y para sacar las primeras conclusiones, aunque conviene coincidir en que éstas no deben tener el carácter de definitivas.

La primera, salvando el escollo del pasado derby ante el Atlético de Madrid, que de no haber sido por la expulsión de Sergio Ramos a buen seguro hubiese caído del lado blanco, es que el equipo ganar, lo que se dice ganar, gana, pese a que por el momento el cómo es otra historia bien diferente. Sin embargo, a estas alturas una de la temporada una de las cosas que a mí más me preocupa es el escaso equilibrio que tiene el conjunto madridista y la difícil y lenta transacción defensa-ataque, especialmente agudizada en estático, exhibida por los nuestros en el Santiago Bernabéu.

No obstante, a pesar de que sobre Emerson y Diarra se han convertido en el foco habitual de críticas de la parroquia blanca, he de reconocer que, a mi juicio, tanto el brasileño como el malí son mucho mejores de lo que ambos han demostrado hasta ahora. Es más, en el caso de Emerson, la principal causa de su bajo rendimiento -al margen de su precario estado de forma- es, tal y como reconoció en una entrevista concedida a MARCA, la extraña posición de 'libre' -palabra del propio medio brasileño- en la que por el momento le ha colocado el técnico italiano. En este sentido, me resulta incomprensible el ver como mientras que el Real Madrid trata de sacar el balón desde la parcela defensiva, el '8' blanco se ancla en la línea de 3/4 de campo del conjunto rival desentendiendose por completo de la jugada. Disculparme, pero creo que, en este sentido, es inexcusable que las culpas corresponden al mandamás blanco.

No me quiero olvidar de Guti, que partido tras partido se convierte en el gran sacrificado, no en vano, tal y como escribía Roberto Palomar en su página de los lunes, el canterano se ve obligado no sólo a abandonar su posición natural y la misión que, naturalmente, le viene siendo encomendada, sino que, curiosamente, es el encargado de poner equilibrio que le resta al equipo el tándem Emerson-Diarra.

El otro gran damnificado del esquema implantado por Fabio Capello es el 'killer' holandés Ruud Van Nistelrooy, al que desde algunos sectores del Santiago Bernabéu se empieza a conocer como 'Van Chusta', debido a su ineficiencia con el balón en los pies, su escaso virtuosismo y su lentitud. Sin embargo, conviene recordar que Van Nistelrooy es un depredador del área, al que jugar a tantos metros de la portería contraria no beneficia en absoluto, puesto que agudiza sus deficiencias y reduce sus habilidades, a la vez que merma su instinto matador.

P.D.: No deja de ser curioso que hace poco más de un mes, cuando escribí el post "Guti y Ronaldo, un mal necesario", muchos de los que dudaron de la valía del genial canterano y de la eficacia del goleador brasileño, ahora se 'suban al carro' y vean en ambos la única solución posible para el Real Madrid actual. Es más, tengo que confesar que el recibiento del estadio Santiago Bernabéu hacia Ronaldo me ha resultado inusual. Sin embargo, más vale tarde que nunca.

Monday, September 25, 2006

El Madrid renuncia a fichar... por ahora (Avance)

La cúpula deportiva del Real Madrid, conformada por Pedja Mijatovic, Ramón Calderón y Fabio Capello, ha decidido -de común acuerdo- que el conjunto blanco no acudirá al mercado de fichajes para cubrir la baja del brasileño Cicinho.

Tras estudiar las diversas opciones que se podrían barajar para el puesto - recordemos que el Real Madrid sólo podría fichar jugadores que militen en la actualidad en la Liga Española-, Fabio Capello ha hecho especial hincapié en ‘tirar’ hacia delante con lo que tiene... por ahora.

Lo cierto es que tras la rotunda negativa del Sevilla en traspasar a Daniel Alves (la opción preferida de Mijatovic, si vistéis ayer El Rondo sólo hay que ver cómo se le iluminaban los ojos cada vez que el nombre de Alves salía a colación) y la fallida concentración de un central, lo que relegaría a Ramos al lateral ( según sugería Capello), el Real Madrid parece condenado a esperar a la inminente llegada del mercado invernal para subsanar el agujero que en estos momentos tiene en el lateral diestro. No hay que olvidar que Míchel Salgado continúa lesionado –hoy a recaído de su lesión por forzar- y que tanto Mejía como Raúl Bravo no dejan de ser meros parches.

En este sentido, cualquier otra situación –como colocar a Sergio Ramos de lateral y a Raúl Bravo de central ó subir a Palencia al primer equipo- debería quedar totalmente descartada, aunque lo cierto es que la de pasar al ‘4’ al lateral es bastante apreciada por el preparador italiana. No obstante, soy partidario de no tocar aquello que funciona, por ello creo que romper el tándem Ramos-Cannavaro es en estos momentos una herejía.

Por último, Palencia no deja de ser un chaval que años atrás contaba con un futuro prometedor, pero que parece haberse estancado cortando en seco su proyección. Además, el canterano ni está preparado, ni ha hecho méritos suficientes para jugar en el primer equipo. En fin, que sea lo mejor para el Madrid.

Tuesday, August 22, 2006

"Esa camiseta no os la merecéis"


Pese a que ya han pasado tres días desde que el Real Madrid cayera con estrépito en Cádiz ante el Villarreal -lo que unido a la derrota cosechada frente al Betis-, le llevó a ocupar la humillante última plaza, desde aquí quiero transmitiros mi más profunda indignación hacia la imagen dada por nuestros jugadores en tierras gaditanas.

No hay que olvidar, que desde que llegó al cargo, la decisión de volver a jugar el Trofeo Ramón de Carranza -uno de los más prestigiosos de la pretemporada española- ha sido una de las descisiones, a mi juicio, más acertadas del nuevo mandamás madridista, Ramón Calderón. No en vano, el presidente blanco accedió a jugar dicho torneo con la intención de borrar la imagen habitual de prepotencia y arrogancia dada por el Madrid de los 'Galácticos' en los últimos tiempos.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que esa prepotencia y dicha arrogancia ha sido suplantada por la desgana, la mayor de las apatías y la más absoluta de las desidias, que son tres de los mayores males que pueden azotar a cualquier equipo mundial.

No obstante, estos tres pecados capitales -en sentido futbolístico-, junto con el mal juego exhibido por el equipo de Fabio Capello en el Carranza, terminó por colmar la paciencia e irritar a una de las aficiones más agradecidas y alegres de España, que depidió a los blancos de "A segunda, oé" y sendos "olés" para vitorear los últimos instantes del encuentro en los que el Villarreal mareaba y manejaba a su antojo a los madridistas.

Aunque sé que muchos -como habitualmente me comentáis- diréis que aún es pronto para juzgar a los nuestros, que aún estamos en pretemporada y etcétera, lo que me ha decidido a escribir este post es que se trata de un mal instalado desde hace más de tres años en el seno nuestro equipo. Lo que ocurre es que este año esta lacra se ha reflejado antes que nunca y se ha producido de forma repetida en todos y cada uno de los encuentros que los nuestros han disputado en la fase de preparación, pero que en la actuación del Carranza se vio de forma alarmante.

En este sentido, si me lo permitís el paralelismo creo que el Real Madrid actual es, en estos momentos, lo más parecido a un enfermo terminal, porque no creo que se trate de un problema ni técnico, ni táctico, ni de aptitudes, sino de actitud. Lo peor es que como os digo, este mal se haya instalado en el seno del equipo, no me quiero olvidar de que para tratar de remontar esta situación han pasado tres presidentes, cuatro entrenadores -incluídos los 'látigos' de Camacho y Capello- y el conjunto blanco no parece despertar de ese letargo en el que se haya sumido.

Es más, la entidad de Concha Espina se ha convertido en un auténtico monstruo que engulle y devora todo aquello que llegue con cierto aire fresco, aquello que sepa a nuevo, a dinámico, a eléctico, en definitiva a... diferente, tal y como ocurrió la temporada pasada con Robinho que llegó a España como un auténtico fenómeno de masas desde Brasil.

En estos instantes, la solución parece clara y pasa por una inminente y profunda renovación de la plantilla de "malcriados"-tal y como los calificó Florentino- que dirige Capello. Sin embargo, hasta la fecha nadie, ningún entrenador, ni ningún presidente se han atrevido a meter mano a una plantilla y unos futbolistas que mandan incluso más que ellos en el conjunto blanco y se pasan la "bola" unos a otros, de forma poco elegante y muy cobarde.

A mí modo de ver, esta revolución puede ser llevada a cabo de dos modos, bien en base a una revolución parcial o de manera total. Entre ambas, yo me inclino más bien por la primera. Me explico creo que debe ser un proceso gradual, pero continuado y que debemos ir "todos a una" ya que la entidad a la que todos amamos, el Real Madrid, debe permanecer por encima de gustos personales y estrictamente futbolísticos. Aunque yo en primer lugar me identifico con los que abogan por precindir de la llamada "vieja guardia", encabezados por Helguera, Salgado, Roberto Carlos, Raúl... que creo que es la que verdaderamente se encuentra viciada en su origen y ha expandido ese tumor al resto del grupo.

Lo que si queremos al club no debemos tolerar, es que estos jugadores que integran el primer equipo sigan manchando nuestra inmaculada y blanca camiseta, ensuciando nuestro escudo y arrastrando el nombre del Real Madrid por los campos de España y del mundo. Tal y como sugiere nuestro himno original: "De las glorias deportivas que campean por España va el Madrid con su bandera limpia y blanca que no empaña", no debiendo volver a tolerar con ello actuaciones como las del pasado domingo, debemos invocar a nuestros futbolistas para que recuperen su amor propio y hagan honor a todos esos atributos que siempre han llevado al Real Madrid a ocupar el lugar más alto en el mundo.